¿Qué es MIMOV?

Mimov es un dispositivo móvil, que actúa como un teléfono celular muy práctico por su tamaño y simplicidad, ya que contiene solo 4 teclas donde se configura allí, los números de teléfonos de hasta 3 contactos preferidos y los números del Centro de Atención de Centel y su emergencia médica si así lo desea. Estando en la calle con solo pulsar el botón rojo, estará en comunicación directa con nosotros las 24h los 365 días del año, para auxiliarlo si le sucede algo fuera de su casa. Puede recibir llamadas desde cualquier otro número de celular.

Cuenta con GPS y viene asociado a una App para uso de los familiares, para que puedan ver la localización del mismo.

Día Internacional de las Personas de Edad “Viaje hacia la igualdad de edad”

Día Internacional de las Personas de Edad “Viaje hacia la igualdad de edad”

La celebración del Día Internacional de las Personas de Edad tiene como lema este año Viaje hacia la igualdad de edad con el objetivo de sensibilizar sobre las desigualdades que sufren las personas mayores y concienciar acerca de la necesidad de trabajar en la prevención de las que surgirán en el futuro, así como explorar los cambios sociales y estructurales que deben adoptar las políticas gubernamentales.

En Tunstall estamos comprometidos con estos objetivos y creemos firmemente en el empoderamiento de las personas adultas mayores frente al edadismo y a la visión negativa de la vejez. Nos posicionamos en contra del viejismo y luchamos cada día para eliminar los prejuicios y empoderar a las personas a las que atendemos desde nuestro servicio de teleasistencia.

Romper con los mitos y estereotipos de la vejez implica aceptar que hay muchas maneras de envejecer, que no sólo es posible avanzar hacia una idea determinada de persona mayor, sino que dependerá de la persona en concreto, de su carácter, de sus experiencias, de la educación recibida, del contexto en que se encuentre, de sus preferencias, hábitos y costumbres, etc.

Es decir, implica concebir a las personas mayores no como un grupo social homogéneo y estable, sino formado por personas diferentes entre sí, con problemas, preocupaciones y necesidades diferentes. Por eso nuestras personas usuarias no tienen un servicio de teleasistencia igual para todas: evaluamos su situación social, sanitaria, familiar, social…, creamos un plan individual específico en consenso con el usuario y lo modificamos cada vez que sea necesario. Somos pioneros en esta forma de aplicar el cuidado a través de la teleasistencia.

Asimismo, trabajamos activamente en el empoderamiento de las personas mayores a través de diversas acciones formativas. Como asegura Naciones Unidas, «empoderar a las personas mayores en todos los ámbitos del desarrollo, incluida su participación en la vida social, económica y política, ayuda tanto a garantizar su inclusión como a reducir las numerosas desigualdades a las que se enfrentan estas personas». Así, nuestro programa de envejecimiento activo está destinado a lograr hábitos de vida saludable, convivencia y autocuidado, así como una mayor participación de la comunidad en la atención y apoyo de las personas mayores y en situación de dependencia. Además, trabajamos para facilitar el acceso a recursos educativos, culturales y de ocio proyectando el crecimiento personal y fomentando las relaciones afectivas.

Guía gratuita sobre Alimentación Centrada en la Persona

Cómo preparar aperitivos para que las personas con temblores en las extremidades superiores disfruten comiendo con las manos, qué cenar para evitar molestias digestivas o un listado de trucos para elaborar recetas sabrosas, y sin sal, para luchar contra la hipertensión son algunos de los contenidos de ‘Comer puede seguir siendo un placer. Alimentación centrada en la persona’, un trabajo con el que la Fundación Edad&Vida intenta facilitar que los adultos mayores de 75 años sigan disfrutando con su alimentación.

Cuidar de la salud de las personas mayores, favorecer su autonomía, potenciar el apetito y añadir nuevas perspectivas sensoriales al acto de comer son algunos de los objetivos de este trabajo, elaborado por un equipo de expertos en nutrición, coordinados por Edad&Vida.

A cualquier edad pero, sobre todo, cuando se superan los 75 años, una buena alimentación es básica para mantener una vida activa y saludable. A esas edades son muchas las personas que manifiestan problemas para masticar, molestias digestivas varias, estreñimiento, colesterol alto, hipertensión, etc.

El objetivo de esta guía, gratuita y online, consiste en trasladar a esas personas y sus cuidadores información sobre alimentos, dietas, consejos y trucos culinarios aportados por expertos en nutrición. “Pretendemos dotar a las propias personas mayores, a sus cuidadores, familiares y profesionales, de una serie de orientaciones sencillas, simples y ajustadas a sus hábitos y deseos que permitan mantener la satisfacción con la alimentación”, afirman sus autores.

En el apartado conclusiones, destacar que, por un lado, las personas mayores buscan alimentos, recetas y productos que conecten con ellas, que les hagan disfrutar. Por otro lado, no se olvidan del atractivo visual del plato, mimando aspectos como la presentación del mismo o la combinación de los colores de los alimentos. Además, a nivel orgánico, buscan alimentos que toleren bien y que no les generen problemas al digerirlos.

Disponible online a través de la web de Edad&Vida, ‘Comer puede seguir siendo un placer. Alimentación centrada en la persona’ es una nueva publicación en la que la Fundación Edad&Vida aporta, en un formato de fácil lectura y comprensión, una serie de recomendaciones específicas sobre alimentación e hidratación.

Link al documento en formato PDF
Comer puede seguir siendo un placer. Alimentación centrada en la persona.

Los mayores que reciben atención presentan una mayor esperanza de vida

Según las estadísticas actuales, el 96,4% de la población en edad de jubilación decide permanecer en su hogar frente al 3,6% que vive en una residencia.

Varios estudios como el presentado por las Universidades de Jaén y Granada, junto a la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, muestran que las personas mayores que reciben atención y viven en sus domicilios habituales presentan una esperanza de vida mucho mayor.

Esta investigación, defendida por Sandra Pinzón Pulido, investigadora de la Escuela Andaluza de Salud Pública en el Programa Interuniversitario de Doctorado de Ciencias de la Salud en la Universidad de Sevilla, analizó los datos del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia de Andalucía que recoge una cohorte de población de 206.150 personas.

Se excluyeron del estudio las personas que habían cambiado de entorno asistencial, es decir que habían cambiado de domicilio a residencia o viceversa.

Así el estudio también incide en la importancia por parte de las políticas públicas de fomentar la asistencia en domicilio como la ayuda a domicilio o la teleasistencia frente a otras medidas.

Estos datos, aunque en análisis se centró en Andalucía, se pueden extrapolar al resto de España. Según las estadísticas actuales, el 96,4% de la población en edad de jubilación decide permanecer en su hogar frente al 3,6% que vive en una residencia.

Por desgracia, el 20% de las personas mayores habitan en viviendas que presentan diversos problemas que incluso afectan a la calidad de vida de los mayores. Hablamos de viviendas sin ascensor, sin aislamiento térmico, con hacinamiento, sin baños adaptados, sin calefacción… lo que los expertos califican de vulnerabilidad residencial extrema.

La promoción del envejecimiento activo y la teleasistencia

La teleasistencia es una prestación esencial para nuestros mayores ya que les ayuda a mantener una vida activa, autónoma y en su entorno habitual. La teleasistencia es una herramienta de gran utilidad para promocionar la autonomía personal y el envejecimiento activo.

La OMS define como el envejecimiento activo el proceso en que se optimizan las oportunidades de salud, participación y seguridad a fin de mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen. El envejecimiento activo permite que las personas realicen su potencial de bienestar físico, social y se centra en las personas mayores y en la importancia de dar una imagen pública positiva de este colectivo.

Es decir, que el envejecimiento activo quiere servir para mejorar la calidad de vida de las personas mayores favoreciendo sus oportunidades de desarrollo para una vida saludable, participativa y segura.

La teleasistencia es una herramienta muy importante para la consecución de este objetivo al permitir a nuestros mayores vivir con independencia y autonomía gracias a su tecnología y servicios.

Por ello, los servicios de teleasistencia tienen en marcha diferentes campañas presenciales con el objetivo de trabajar la promoción entre los usuarios del envejecimiento activo y saludable, además de incrementar la participación social de los usuarios, su círculo comunitario y así favorecer su propia autonomía.

Estas actividades presenciales se realizan para favorecer la participación de los usuarios. Recordemos que el objetivo principal del servicio de teleasistencia es proporcionar las condiciones necesarias para que los usuarios puedan vivir en sus domicilios el mayor tiempo posible y así como contribuir a la mejora de su calidad de vida.

Las principales áreas de trabajo se centran en la salud, la seguridad, el desarrollo personal, la tecnología o la economía doméstica.

La teleasistencia intenta que sus usuarios puedan vivir de la forma más autónoma y segura en sus hogares. Y mediante los diferentes talleres se aportan al usuario consejos y estrategias para vencer las posibles limitaciones relacionadas con la edad, insistiendo en las grandes ventajas de las nuevas tecnologías.

Existen datos que nos avisan de que el porcentaje de llamadas recibidas con motivo de la soledad de una persona usuaria es notablemente superior en zonas rurales que en las urbanas. Por lo que una forma de luchar contra esta tendencia es intentar acercar la tecnología a las zonas rurales y más aisladas.

No existen limitaciones que no se puedan solucionar y que impidan a los usuarios de teleasistencia hacer un uso normal de internet, de la videoconferencia, de WhatsApp o incluso de las redes sociales.

El modelo de referencia en seguridad de Tunstall

Tunstall Healthcare ha sido certificado en seguridad de la información bajo la norma internacional ISO 27001 que ahora también cubre su plataforma de software para centros de monitorización PNC8.2. El director de Transformación Digital de Tunstall, Mark Stratford, explica la seguridad adicional que ofrece a los clientes de Tunstall.

¿Qué es ISO 27001?

ISO 27001: 2013 es un estándar internacional de seguridad de la información muy respetado que demuestra el compromiso de Tunstall para gestionar la información de forma segura y de una manera práctica.

¿Por qué es necesario?

El estándar está diseñado para ayudarnos a identificar riesgos y establecer medidas de seguridad adecuadas para nuestro negocio. La seguridad es un problema empresarial, no un problema de tecnología. Los enfoques basados en el riesgo son esenciales para cualquier empresa en el mundo digital.

Hay muchas formas de administrar la seguridad, por lo que un estándar reconocido como ISO 27001 establece requisitos formales para garantizar que se sigan y documenten los procesos correctos en caso de que ocurra una violación de la seguridad.

¿Qué valor aporta la certificación ISO 27001 a Tunstall y a sus clientes?

La certificación proporciona, fundamentalmente, confianza; nuestros clientes pueden estar seguros de que están trabajando con una organización de confianza y fiable. En el mundo de hoy, nuestros clientes, socios comerciales y otras partes interesadas desean asegurarse de que Tunstall no pone en riesgo ni a ellos ni a sus negocios al no contar con las medidas de seguridad adecuadas, especialmente cuando brindamos servicios esenciales para la vida de las personas.

La certificación proporciona evidencia objetiva de que hemos invertido y seguiremos invirtiendo para mantener nuestros niveles de seguridad y responder a las amenazas de seguridad en constante evolución.

¿Puede una organización lograr los mismos estándares sin certificación?

Muchas organizaciones siguen el mismo proceso para lograr sus objetivos de seguridad sin certificarse nunca. Sin embargo, la certificación es la prueba formal de que la norma se ha integrado en la práctica empresarial. La uniformidad y la confiabilidad son esenciales, y entender el estándar con suficiente detalle como para aplicarlo de manera apropiada es necesario si desea tener éxito.

¿Cómo ve Tunstall el futuro de la seguridad de la información?

Cualquier cosa que pueda digitalizarse se está digitalizando, y a medida que más y más «cosas» se conectan a Internet, la amenaza de una brecha de seguridad crece. Mientras exista una dependencia de la tecnología para vivir, siempre habrá actividad negativa maliciosa y accidental. La seguridad es un subproducto de la gestión de riesgos. La seguridad significa cambiar los riesgos cibernéticos a nuestro favor: la seguridad de la información debe formar parte de nuestra vida cotidiana. Piense en ello como si fuera cerrar la puerta de su casa; debería ser una segunda naturaleza para todos nosotros.

La certificación de ISO/IEC 27001 demuestra a todos nuestros clientes que Tunstall ha definido e implementado procesos de seguridad de la información de las mejores prácticas. ISO 27001 es el único estándar internacional auditable que define los requisitos de un sistema de gestión de seguridad de la información (SGSI). Un SGSI es un conjunto de políticas, procedimientos, procesos y sistemas que gestionan los riesgos de la información, como los ataques cibernéticos, los ataques informáticos, las fugas de datos o el robo. Hay muchos beneficios para un SGSI:

Asegura nuestra información en todas sus formas: un SGSI ayuda a proteger todas las formas de información, incluida la propiedad digital, en papel, propiedad intelectual, secretos de empresa, datos en dispositivos y en la nube, copias impresas e información personal.

Aumenta la resistencia a los ataques cibernéticos: la implementación y el mantenimiento de un SGSI aumenta significativamente la capacidad de resistencia de Tunstall a los ataques cibernéticos.

Proporciona un marco administrado centralmente: un SGSI proporciona un marco para mantener toda la información que Tunstall mantiene segura y nos permite administrar todo en un solo lugar.

Ofrece protección para toda la organización: protege a toda nuestra organización de los riesgos basados en la tecnología y otras amenazas más comunes, como personal mal informado o procedimientos ineficaces.

Ayuda a responder a las amenazas de seguridad en constante evolución: al adaptarse constantemente a los cambios tanto en el entorno como dentro de la organización, un SGSI reduce la amenaza para Tunstall de riesgos en constante evolución.

Protege la confidencialidad, la disponibilidad y la integridad de los datos: un SGSI ofrece un conjunto de políticas, procedimientos, controles técnicos y físicos para proteger la confidencialidad, la disponibilidad y la integridad de la información.

Mejora la cultura de la empresa: el enfoque holístico de Standard cubre a toda la organización, no solo a TI, y abarca a las personas, los procesos y la tecnología. Esto permite a los empleados de Tunstall comprender fácilmente los riesgos y adoptar los controles de seguridad como parte de sus prácticas de trabajo diarias.

× ¿Deseas chatear por más información?